Como ahorrar luz y gas

Se anunció el aumento de electricidad y en cualquier momento se anuncia el incremento del gas. Conviene estar prevenido y  tomar algunas medidas para aliviar las subas. Es recomendable controlar  los medidores de luz una vez por bimestre.  Hay que cerrar la llave del servicio de la casa y tomar nota del número en que se encuentra el medidor.  Esperar una hora y mirar el numerador nuevamente.  Si varió hay una fuga que deberá informarse.

Además, utilizar lámparas de bajo consumo es uno de los mecanismos  para ahorrar, desenchufar los aparatos que no se usan es indispensable para bajar la cuenta de la luz. Algunos usuarios creen que el televisor o equipos de música apagados no gastan energía. Están equivocados. Los aparatos tienen una pequeña luz roja o verde encendida y otras funciones que permanecen encendidas como su reloj. Por eso es aconsejable desenchufar los aparatos que no se usan y más cuando se van a ausentar por varios días.

Organizar el uso de la heladera. Abrirla lo menos posible, cambiarle los burletes si están rotos y evitar que se acumule hielo en las paredes. Para los lavarropas lo mejor es utilizar programas de agua fría, porque gran parte de la electricidad que consumen es para calentar el agua. También utilizarlos cuando esté lleno. Un lavarropa gasta lo mismo si tiene la mitad de su carga como si esa carga es completa.

En épocas estivales los expertos recomiendan que la temperaura de los aires acondicionados no sea inferior a los 25 rados. Tres grados menos exigirá a los equipos un consumo 30 por ciento mayor.

Para cuidar el consumo de gas hay que controlar primero las llamas de las hornallas. Deben ser estables, silenciosas y de color azul. Si esto no es así están funcionando mal y consumen más gas. También, hay que evitar que la llama asome por el borde del recipiente. Hay que usar poco el horno ya que consume como tres hornallas a la vez. No abrirlo antes de tiempo en caso de usarlo y tratar de utilizar fuentes de vidrio que ayudan a acelerar la cocción. Finalmente hay que recordar de sacar los alimentos del freezer con anticipación.

En el hogar conviene colocar burletes en marcos de puertas, ventanas y otros lugares donde pueda fugarse el calor. Se calcula que el 30 por ciento del calor se fuga por la mala aislación.

Calibrar el termotanque y el calefón es otra de las formas de ahorrar gas. El termostato del termotanque tiene que estar entre los 45 y 50 grados y conviene instalarlo en un lugar cubierto para que no pierda calor. Al irse de vacaciones conviene apagarlo. Si en la casa hay calefón, hay que evitar mezclar el agua caliente con la fría: la temperatura se debe regular desde el aparato.

Anuncios

Como cuentan los diarios el aumento de la tarifa eléctrica

 
“Primera suba de la luz en siete años: impacta en la clase media” encabeza Clarín. Según el “punto de vista” de Jorge Luis Velázquez es “Un costo que parece manejable” para los ciudadanos. Walter Curia analiza el “escenario” y opina que “Al final, el ajuste llegó desde la debilidad” y recuerda que las tarifas son “una vieja obsesión de Kirchner”. Walter Ceriotto estima que “Inversiones y sueldos” serían el destino de los aumentos.Por último, Daniel Fernández Canedo señala que el factor común entre el aumento de tarifas y los incidentes en Córdoba son los “problemas de caja”.
La Nación destaca que el ajuste alcanza a “más de 1 millón de clientes”. También Néstor Scibona recuerda que Néstor Kirchner quiso durante su mandato aprobar el ajuste; pero “lo desvelaba imaginar el término ‘tarifazo’ en letras de molde”. En otra nota revela que “Sería de 0,2% el impacto del alza en la inflación” y comunica que “También aumentarán servicios bonaerenses”.
Otro medio que exhibe a De Vido junto al secretario de Energía, Daniel Cameron, es Ambito que señala que “Tras 6 años, aumentan hasta 30% las tarifas eléctricas”. Debajo menciona que el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, también “aplicará subas”.
“Se acabó la caja de los subsidios y el Gobierno subió hasta 30% la electricidad a los hogares” titula El Cronista, y agrega que “los ajustes seguirán con el transporte”. La página siguiente enfatiza que “alcanzará a todo el universo de consumidores” y en otra nota agrega que “Mantener tarifas costará $ 35.000 millones este año”.
En cambio, Página anuncia que el aumento es “para grandes consumidores de Edenor, Edesur y Edelap”. Cledis Candelaresi explica que “en el caso de los consumos domiciliarios se trata de un descongelamiento, pues el último ajuste fue aplicado en noviembre de 2001”.
Crítica alerta que “Primero fue la luz y en breve será el gas”. En otra nota señala que la electricidad en Capital es más barata que en el interior.

 Fuente: Diario sobre diarios

Los aumentos de la luz van desde el 10 hasta un 30 por ciento

Los usuarios de edenor, Edelap y Edelap que consuman hasta  650 kilowatts en el bimestre no tendrán que soportar el aumento del costo de la energía eléctrica. En cambio, los que registren un consumo de 651 a 800 el incremento será de un diez por ciento. Para los que sobrepasen la  marca de 800 y hasta los 900 el costo tendrá una variación del 15 por ciento. De 901 a 1000 se encarecerá un 20, los que lleguen hasta 1200 un 25 por ciento y para los que sobrepasen los 1200 kilowatts la tarifa aumentará en un 30 por ciento.

Diferentes asociaciones de consumidores se quejaron de la segmentación difundida para los aumentos y la Defensoría  del Pueblo adelantó que impugnará la suba.