Ley de redondeo a favor del consumidor

 

 

 

 

 

“En todos aquellos casos en los que surgieran del monto total a pagar diferencias menores a cinco (5) centavos y fuera imposible la devolución del vuelto correspondiente, la diferencia será siempre a favor del consumidor”.

Así lo estableció la reforma de la Ley 22.802 de Lealtad Comercial. Esta norma protege al consumidor en los casos en que debe abonar bienes o servicios en los que se manejan pequeñas diferencias de centavos. Si del monto total del pago que debe realizar el consumidor o usuario surge una diferencia menor a cinco centavos y el comerciante o prestador del servicio no tiene disponibilidad de monedas para dar el cambio exacto, se redondea esa diferencia a favor del consumidor. Por ejemplo, en el caso de una llamada en un locutorio cuyo importe sea $0.47 centavos, el comerciante debe dar el cambio exacto y si ello no le es posible, debe cobrar $0.45.
Además, con el fin de otorgar mayor operatividad y conocimiento por parte de los consumidores y usuarios de esta norma, se sancionó una nueva reforma a la ley de Lealtad Comercial, en la que se incorpora un párrafo que establece la obligatoriedad de la exhibición del contenido del artículo modificado en todos los establecimientos en que se efectúen cobros por bienes o servicios, con lo que se garantiza que todos tomen conocimiento del derecho que tienen y puedan ejercerlo.

   “En todos aquellos casos en los que surgieran del monto total a pagar diferencias menores a cinco (5) centavos y fuera imposible la devolución del vuelto correspondiente, la diferencia será siempre a favor del consumidor”.

Así lo estableció la reforma de la Ley 22.802 de Lealtad Comercial. Esta norma protege al consumidor en los casos en que debe abonar bienes o servicios en los que se manejan pequeñas diferencias de centavos. Si del monto total del pago que debe realizar el consumidor o usuario surge una diferencia menor a cinco centavos y el comerciante o prestador del servicio no tiene disponibilidad de monedas para dar el cambio exacto, se redondea esa diferencia a favor del consumidor. Por ejemplo, en el caso de una llamada en un locutorio cuyo importe sea $0.47 centavos, el comerciante debe dar el cambio exacto y si ello no le es posible, debe cobrar $0.45.
Además, con el fin de otorgar mayor operatividad y conocimiento por parte de los consumidores y usuarios de esta norma, se sancionó una nueva reforma a la ley de Lealtad Comercial, en la que se incorpora un párrafo que establece la obligatoriedad de la exhibición del contenido del artículo modificado en todos los establecimientos en que se efectúen cobros por bienes o servicios, con lo que se garantiza que todos tomen conocimiento del derecho que tienen y puedan ejercerlo.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios