La ley existe pero no se cumple. El “Registro No LLame” no fue creado

Hace dos años la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la Ley 2014 para crear el “Registro No LLame”.  El 0bjetivo era -y es- proteger a los usuarios de servicios telefónicos de los posibles abusos que pudieran surgir del uso del telemarketing para publicitar, ofertar, vender y o regalar bienes y servicios.

Sin embargo,  el Registro no existe. Nunca fue creado.  Miles de personas reciben por día en su teléfono mensajes grabados anunciándoles que se les preadjudicó un automóvil, que ganaron un premio, o que tienen la posibilidad de acceder a un crédito bancario. También, en épocas electorales diferentes partidos políticos han utilizado el sistema de avisos telefónicos para publicitar su candidatura.

La creación de este Registro permite a los ususarios inscribirse de forma gratuita  para evitar ser molestado. El requisito para figurar es que la persona interesada consigne el número de la  línea de que es titular. De ahí en más las empresas que utilizan este servicio en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires tendrán que abstenerse de hacerlo. La inscripción dura dos años  es renovable y las empresas están obligadas a consultar cada 90 días el Registro para enterarse de las novedades.

La inscripción y cancelación, según señala la norma, podrá ser solicitada por medios informáticos, telefónicos y postales y el plazo para denunciar a los que no cumplan será de diez días hábiles a partir de ser contactado telefónicamente por empresas de telemarketing.

La posibilidad de no ser molestado a través del teléfono está al alcance de las manos de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires. También existen varios proyectos en el mismo sentino en el Congreso de la Nación.  Sólo resta esperar que de ser aprobados no corran la misma suerte que el de la ciudad capital.

Anuncios